16 de junio de 2024
Neuquén AR

Vaca Muerta impulsa la industria de Neuquén

Un relevamiento realizado por Diario RÍO NEGRO en el Parque Industrial Neuquén muestra que el impacto sobre las fábricas locales de la recesión de Argentina es amortiguado por el presente del sector oil and gas.

La actualidad de la industria de la ciudad de Neuquén es dual. Convive, por un lado, con la profunda recesión económica que se verifica a nivel nacional y, por el otro, con el gran presente de Vaca Muerta.  

El sector fabril de la ciudad no es ajeno a los inconvenientes de la macroeconomía argentina, pero el dinamismo generado por el crecimiento del sector oil and gas hace de la provincia de Neuquén, y particularmente de su capital, un oasis en medio de la crisis.

Diario RIO NEGRO ha relevado esta semana la situación de 10 empresas localizadas en el Parque Industrial Neuquén (PIN), seleccionadas aleatoriamente. Tres de ellas pertenecen al rubro metalmecánico, una al metalúrgico y una al químico. Además, se encuestó a una fábrica de aberturas de aluminio, a una de envases y embalajes, a una de productos para la construcción hechos con hormigón, y a una mueblería.

Fuerzas contrapuestas


La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó el pasado domingo que la producción industrial de las Pymes de Argentina se redujo un 9,9% interanual en febrero y un 21,7% en lo que va del año. “Es el tercer mes consecutivo en que la actividad fabril cae, aunque aminoró la tasa luego de haberse retraído entre 27% y 30% en diciembre y enero, respectivamente”, señaló el informe.

Los sectores en los que la actividad más se contrajo el mes previo fueron papel e impresiones (-24,6%), químicos y plásticos (-23,1%) y metal, maquinaria y equipo, y material de transporte (-15,2%).

Las industrias pymes relevadas por CAME operaron, en promedio, a un 70,9% de la capacidad instalada en febrero. Además, se identifica el aumento de costos como la principal preocupación del sector, pero se señala que hay menos dificultades para reponer stocks.

Dato
21,7%
Es la caída interanual acumulada de la producción industrial Pyme en Argentina en lo que va del año.


En la provincia de Neuquén, sin embargo, hay indicios para inferir que la crisis no impacta con la misma fuerza que en otros lugares del país. Hace unos días, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) informó que la economía de Neuquén se expandió un 57% entre los años 2011 y 2022. El dato no dice tanto hasta que se lo compara con el crecimiento de apenas 1,8% observado a nivel nacional en el mismo período.

Neuquén fue por lejos la jurisdicción cuya economía más creció durante la última década. Esto la llevó a convertirse en la quinta mayor economía provincial, superando a jurisdicciones de larga tradición productiva como Entre Ríos y Mendoza.

El rol de Vaca Muerta en esta realidad es fundamental: entre 2011 y 2022 la extracción de hidrocarburos en Neuquén prácticamente se duplicó, siendo la actividad que más creció en el período.

Dato
57%
Es el crecimiento estimado del producto bruto geográfico de la provincia de Neuquén entre los años 2011 y 2022.


La duda que surge es qué fuerza predomina sobre la industria de la ciudad de Neuquén: el brusco parate a nivel nacional o el impulso que Vaca Muerta tiene sobre buena parte de la economía provincial.

Un oasis en la crisis


A los representantes de las 10 compañías radicadas en el PIN se les efectuó las mismas 5 preguntas. En todos los casos, son pymes orientadas íntegramente al mercado interno.

Cuatro de los 10 encuestados consideraron que la situación de su empresa es hoy mejor que hace un año, 5 señalaron que están igual y solo 1 manifestó estar peor en la actualidad.

Estos datos contrastan fuertemente con el relevamiento de CAME, según el cual la caída interanual de la industria en Argentina es profunda y generalizada. El derrame de Vaca Muerta sobre el sector industrial se da de manera directa pero también de manera indirecta, por ejemplo, a través de la expansión de la demanda desde el sector de servicios petroleros.

Por otro lado, 4 de los 10 consultados indicaron que sus ventas se redujeron con relación a un año atrás, y otros tantos dijeron que se mantuvieron. Los dos encuestados restantes dieron cuenta de un incremento. El relevamiento arroja un resultado negativo en este punto, pero lejos está de ser un reflejo de la dramática situación que evidencia la industria nacional.

Ante la consulta de si la empresa ha modificado la cantidad de empleados en los últimos 3 meses (aproximadamente desde el cambio de gobierno y el inicio del plan de ajuste), casi la totalidad de los encuestados (8/10) mencionó que se ha mantenido la planta de personal. Por el contrario, un encuestado indicó que se ha incrementado el número de trabajadores y el restante dijo que hubo un recorte.

Dato
4/10
Representantes encuestados de empresas fabriles del PIN que dijeron que su situación hoy es mejor que hace un año.


Al momento de indagar sobre el impacto de la inflación en las empresas fabriles del PIN, 6 de los 10 consultados dijeron que hay una ralentización en el ritmo de aumento de los costos, de los cuales dos incluso observaron bajas. Por otra parte, 3 encuestados contaron que el ritmo de subas de costos se mantiene y 1 dijo que se aceleró, incluso en términos de dólares.

Los obstáculos


La encuesta realizada a 10 compañías industriales instaladas en el PIN incluyó una pregunta de respuesta abierta, para indagar cuál es la principal problemática que afronta la operatoria de las mismas.

Los representantes de dos empresas relevadas señalaron a la incertidumbre como principal problema. Los problemas para importar y la falta de alternativas de financiamiento también aparecieron en las respuestas de dos consultados. Estos constituyen serios inconvenientes en los planes de expansión de cualquier empresa.

Los problemas para importar y la falta de alternativas de financiamiento aparecieron en las respuestas de dos consultados.

El único encuestado que manifestó estar hoy en peor situación que hace un año marcó el escaso movimiento comercial como principal escollo. Por otra parte, un representante que manifestó haberse expandido gracias a Vaca Muerta, también señaló las dificultades que tiene para retener personal ante la imposibilidad de competir con los salarios del sector de oil and gas.

Los elevados precios de los insumos, el diferimiento de los plazos de cobro en un contexto de alta inflación, y la escasez de materias primas también fueron señalados como problemas. Finalmente, dos encuestados consideraron que su empresa funciona sin inconveniente alguno.

Por Alan Agustini

Fuente RN

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
aconcagua energia
gasoducto vaca muerta ypf
acueducto mari menuco

Novedades

Últimas noticias

Timeline

16
junio
2024
16
junio
2024
16
junio
2024
16
junio
2024
16
junio
2024
16
junio
2024
16
junio
2024