17 de julio de 2024
Neuquén AR

Otro ataque de la dictadura de Nicolás Maduro a la Argentina, ahora contra la Justicia

La vicepresidenta Delcy Rodríguez publicó un agresivo mensaje contra el juez Villena y la fiscal Incardona, que intervinieron en el caso del avión iraní-venezolano que fue decomisado y desguazado por orden de la Justicia de los EEUU. “Sabemos quiénes son”, advirtió la funcionaria chavista

La dictadura de Nicolás Maduro volvió a atacar a la Argentina. Es una tendencia que se agudizó en los últimos meses, sobre todo después de la llegada a la Presidencia de Javier Milei, un líder libertario que tiene una posición combativa contra los regímenes autocráticos. En esta oportunidad las agresiones en tono de amenazas corrieron por cuenta de la vicepresidenta chavista, Delcy Rodríguez, quien embistió con un mensaje amenazante contra el juez federal Federico Villena y la fiscal federal Cecilia Incardona, que intervinieron en la causa que terminó con el avión iraní-venezolano decomisado y desguazado en Estados Unidos por orden de la Justicia de ese país.

“Estados Unidos coloniza la justicia argentina y ejerce control sobre sus autoridades judiciales. Estos son los funcionarios argentinos que robaron el avión de Emtrasur y se lo entregaron al Departamento de Justicia estadounidense para que lo despedazaran. ¡Reconócelos! ¡Sabemos quiénes son! Justo ahora están en Carolina del Sur, haciendo un “curso” y subordinándose a los organismos de justicia de Estados Unidos”, publicó la dirigente chavista en su cuenta de X. El posteo incluyó, además de datos erróneos, rústicos fotomontajes del avión de EMTRASUR con Villena e Incardona, una foto donde aparecen varios magistrados argentinos y una cuarta imagen donde se ve a la aeronave despiezada.

Según pudo saber Infobae, Villena está en el exterior pero no participó de ningún curso y la funcionaria del Ministerio Público estuvo efectivamente en un encuentro en Estados Unidos junto con otros jueces y fiscales argentinos que no tuvieron ninguna intervención con el caso del avión iraní-venezolano presuntamente utilizado para tareas de inteligencia ligadas al terrorismo internacional, que permaneció durante un año y ocho meses retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza, a la espera de su remisión a Estados Unidos.

El polémico posteo que publicó la funcionaria de Maduro

El polémico posteo que publicó la funcionaria de Maduro

El 29 de febrero pasado se difundieron imágenes a través de redes sociales que mostraron el desguace del Boeing 747-300M de Emtrasur Cargo, tras la orden de confiscación solicitada por el gobierno de Estados Unidos. “Fuimos informados de un acto vil, criminal, indignante: en un aeropuerto de Miami, en la Florida, el imperio gringo vengativo, perverso, con toda su maldad, procedió a descuartizar el avión de Emtrasur, el avión de Conviasa que nos habían secuestrado”, dijo Maduro durante una movilización en Caracas. Y continuó: “Le quitaron el color de la bandera, (…) le borraron el nombre de Emtrasur y luego lo descuartizaron (sic) y lo picaron a pedazos”.

La aeronave matrícula YV3531 había partido de la Argentina dos semanas antes por orden del juez Villena luego de un pedido de la Justicia y el gobierno de Joe Biden en virtud de la transferencia irregular de la máquina por parte de su anterior propietaria, la aerolínea iraní Mahan Air. El avión arribó a Florida, Estados Unidos, a las 11.

El avión de carga había llegado el de junio de 2022 a la Argentina con autopartes y una tripulación sospechosa de tener vínculos con el grupo terrorista Hezbollah. Fueron descubiertos después que Uruguay rechazara su aterrizaje, por contar con una alerta internacional que pesaba sobre esa aeronave, y tuvieran que volver de manera forzosa a Ezeiza. Tras ser alertada la Justicia argentina de la situación, el avión y los tripulantes quedaron retenidos y se abrió un complejo proceso judicial-diplomático que involucró al Gobierno y la Justicia argentinos, de EEUU y de la dictadura venezolana.

Delcy RodríguezDelcy Rodríguez

La dictadura de Maduro se resistió desde el primer día a que la aeronave fuera decomisada y le pidió al último gobierno kirchnerista que intercediera para liberarla. Cuando tomó estado público que la actual administración y la Justicia había decidido cumplir con la ley y poner en manos de EEUU el Boeing de EMTRASUR, desde Maduro para abajo descalificaron a las instituciones argentinas. En este contexto es que se publicó el agresivo mensaje de la vicepresidenta Rodríguez.

De todos modos, el proceso en Buenos Aires se inició en plena administración de Alberto Fernández, que no planteó nunca ningún reparo a la actuación del juez ni de la fiscal y colaboró mediante las actuaciones que tuvieron que hacer la Cancillería y el Ministerio de Justicia durante su gestión. Es un dato singular porque el ex presidente compartió el lunes pasado con la misma funcionaria chavista que hoy atacó a las instituciones argentinas un encuentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Alberto Fernández coincidió en Bolivia con Rodríguez duranteel seminario “Nueva arquitectura financiera regional. Desafíos para una mejor integración en un mundo de cambios”, que tuvo lugar en Santa Cruz de las Sierras. Hasta allí fueron los principales integrantes del denominado Grupo Puebla, que conforman referentes de la izquierda de Latinoamérica. No trascendió que el ex presidente argentino y la vicepresidenta chavista hubieran hablado del avión.

De violeta, Delcys Rodríguez, y a izquierda, el colombiano Ernesto Samper y el argentino Alberto Fernández De violeta, Delcys Rodríguez, y a izquierda, el colombiano Ernesto Samper y el argentino Alberto Fernández

El avión venezolano-iraní

Estados Unidos desguazó el avión que generó tanta controversia después de un complejo proceso político, diplomático y judicial. Todo se originó en que las autoridades de ese país impusieron sanciones a la aerolínea iraní Mahan Air -anterior propietaria del avión- por sus presuntos vínculos con la Fuerza Quds, un poderoso brazo paramilitar de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC). Cuando se conoció que había aterrizado en Ezeiza, se le requirió a Argentina que retuviera la aeronave. Entre octubre de 2022 y mayo de 2023, la justicia estadounidense realizó una serie de pedidos de asistencia jurídica internacional donde solicitó que se procediera al decomiso de la aeronave “Boeing 747-300 con número de matrícula YV353″.

El gobierno de Joe Biden había pedido la extinción de dominio de la máquina, lo que le permitiría tomar posesión de la misma. La medida fue ordenada finalmente por la Corte de Columbia. En agosto, un juez de Columbia había pedido el decomiso del avión y su registro para obtener una serie de pruebas. El juez federal Federico Villena hizo lugar a esos requerimientos y le encomendó la tarea a la PSA y al FBI.

La causa que tramitó en los Estados Unidos se basó en la transferencia irregular por parte de la aerolínea iraní Mahan Air a Emtrasur. “La aerolínea iraní Mahan Air, también conocida como Mahan Airlines y Mahan Airways (Mahan Air), hizo una transferencia del Boeing a la aerolínea venezolana Empresa de Transporte Aérocargo del Sur, S. A. (EMTRASUR) y, después, EMTRASUR reexportó el Boeing a destinos que incluyen Irán y Rusia, todo ello en violación de la ley estadounidense, específicamente la Ley de Reforma del Control de las Exportaciones (en adelante ECRA, por sus siglas en inglés) de 2018, sección 4801 y siguientes del título 50 del Código de los Estados Unidos”, explicó el pedido de colaboración que llegó a la Argentina en agosto.

Entre los trámites judiciales y los que deben cumplir de gobierno a gobierno, se llegó a las elecciones en Argentina, la victoria de Javier Milei y su asunción el 10 diciembre. El último “episodio” sugestivo en torno al avión ocurrió el lunes 5 de febrero, en horas de la tarde. Según publicó Infobae, un diplomático de la embajada de Venezuela en Argentina, identificado como José Jesús Jatar Díaz, ingresó al aeropuerto internacional de Ezeiza y se dirigió hasta una zona restringida donde estaba el avión iraní-venezolano.. Allí sacó varias fotos de la aeronave con su teléfono celular hasta que fue sorprendido por efectivos de la PSA. Por ese episodio, todavía confuso, se abrió una investigación judicial que sigue abierta hasta hoy.

Fuente Infobae

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
trump oreja
funes rioja industria
francos

Novedades

Últimas noticias

Timeline

17
julio
2024
17
julio
2024
17
julio
2024
17
julio
2024
17
julio
2024
17
julio
2024
17
julio
2024