22 de abril de 2024
Neuquén AR

Milei afirmó que los descuentos y promociones ocultan una baja de la inflación: qué mide realmente el Indec

El presidente consideró que si se le hacen algunas “correcciones” a la medición de la inflación, caería a un dígito. Sin embargo, los descuentos se miden y no son tan relevantes en el IPC.

El presidente Javier Milei aseguró que las promociones en lo comercios indican que los precios están bajando pero que eso no se refleja en el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y que la inflación estaría en un dígito. La afirmación se basa en el supuesto de que el Indec no puede relevar iniciativas como el “2×1″ o “la segunda unidad a mitad de precio” con el que supermercados y bocas de cercanía intentan impulsar las venta. Sin embargo, la metodología del organismo indica que esos valores también pesan en la medición del índice de precios.

“Cuando uno toma el dato y lo limpia de arrastre estadístico, lo limpia de suba de tarifas y lo limpia de lo que es toda corrección de precios relativos que estaban atrasados y pisados por el gobierno anterior, el número cae en un dígito”, dijo Milei en diálogo con La Nación+.

Y explicó: “Cuando empieza a acelerarse la crisis las empresas empezaron a preciar con una tasa de inflación mucho más alta y con una situación bastante más compleja. En ese contexto, se encuentran que no pueden vender y en lugar de bajar los precios, empiezan con lo que se llama técnicamente fijación no lineal de precios que es 2×1 y todo ese tipo de promociones en realidad implica que los precios están bajando pero que no son manifestados en el índice”.

“En ese contexto, se encuentran que no pueden vender y en lugar de bajar los precios, empiezan con lo que se llama técnicamente fijación no lineal de precios que es 2×1 y todo ese tipo de promociones en realidad implica que los precios están bajando pero que no son manifestados en el índice” (Milei)

En la misma línea, y luego de una reunión con empresas de consumo masivo, el ministro de Economía Luis Caputo había dicho a través de X: “Coincidencia en que los precios van a seguir bajando y que es importante transparentar el precio real por unidad de los productos de manera que puedan ser capturados apropiadamente por el Indec”.

“A muchas empresas les pasó que pricearon sus productos esperando un escenario catástrofe que no se materializó. Hoy tienen precios de lista muy altos que la gente no convalida mayormente, y que ya han empezado a bajarlos, pero vía promociones, del tipo ‘60% de descuento en la segunda unidad’ o hasta ‘2×1′”, señaló Caputo.

“Estos descuentos si bien no los capta el Indec por su modalidad lógica de medición por unidad, son una clara señal de desaceleración inflacionaria”, afirmó.

Qué mide el Indec

Pero más allá de si las promociones llegan o no a los relevamientos estadísticos, hay un punto más, y es que las mismas no tienen tanta incidencia en el nivel general de precios. Según explica el economista Federico Moll, “lo que plantea el Gobierno es que si las empresas de consumo masivo volcaran recursos, que hoy vuelcan a promociones, a reducir los niveles de precio, la inflación se reduciría por lo menos durante un período, que es el período en el cual se da efectivamente ese cambio de comportamiento”.

“La verdad es que incluso si pasara eso, el efecto sería muy acotado. Pensemos que alimentos y bebidas empaquetados, que son los que típicamente tienen descuentos, no llegan al 25% del IPC. A su vez, las promociones se dan sobre el canal moderno, es decir, en los supermercados, que no es el total del relevamiento que hace Indec”, dijo Moll.

“Ese 25% habría que dividirlo, por el peso de cada canal en cada una de las categorías, que no se sabe exactamente. Y de ese mundo ya reducido, hay una parte acotada que es la que efectivamente tiene promociones. Además, el Indec no calcula o no toma en cuenta las promociones a las cuales uno no puede acceder de forma universal y por unidad, osea, no toma en cuenta los 2X1, ni los 80% de descuento en la segunda unidad, ni los descuentos que son particulares para algún colectivo, como pueden ser jubilados”, precisó.

“Con lo cual el efecto final sobre el proceso inflacionario es muy, muy, muy chiquito. Al mismo tiempo, cada empresa es libre de tomar decisiones respecto a cuál es su política de promociones y de precios que cree conveniente, y esas decisiones no son fruto de caprichos, sino que de análisis bastante pensados respecto a cómo se comporta el consumidor en Argentina”, concluyó.

El Indec mide los precios aún con promociones, siempre y cuando estén disponibles para todos los clientes El Indec mide los precios aún con promociones, siempre y cuando estén disponibles para todos los clientes

Pero más allá de si las promociones llegan o no a los relevamientos estadísticos, hay un punto más, y es que las mismas no tienen tanta incidencia en el nivel general de precios. Según explica el economista Federico Moll, “lo que plantea el Gobierno es que si las empresas de consumo masivo volcaran recursos, que hoy vuelcan a promociones, a reducir los niveles de precio, la inflación se reduciría por lo menos durante un período, que es el período en el cual se da efectivamente ese cambio de comportamiento”.

“La verdad es que incluso si pasara eso, el efecto sería muy acotado. Pensemos que alimentos y bebidas empaquetados, que son los que típicamente tienen descuentos, no llegan al 25% del IPC. A su vez, las promociones se dan sobre el canal moderno, es decir, en los supermercados, que no es el total del relevamiento que hace Indec”, dijo Moll.

“Ese 25% habría que dividirlo, por el peso de cada canal en cada una de las categorías, que no se sabe exactamente. Y de ese mundo ya reducido, hay una parte acotada que es la que efectivamente tiene promociones. Además, el Indec no calcula o no toma en cuenta las promociones a las cuales uno no puede acceder de forma universal y por unidad, osea, no toma en cuenta los 2X1, ni los 80% de descuento en la segunda unidad, ni los descuentos que son particulares para algún colectivo, como pueden ser jubilados”, precisó.

“Con lo cual el efecto final sobre el proceso inflacionario es muy, muy, muy chiquito. Al mismo tiempo, cada empresa es libre de tomar decisiones respecto a cuál es su política de promociones y de precios que cree conveniente, y esas decisiones no son fruto de caprichos, sino que de análisis bastante pensados respecto a cómo se comporta el consumidor en Argentina”, concluyó.

Fuente Infobae (Foto Milei asegura que los precios están bajando. EFE/ Shawn Thew)

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
bullrich
milei y caputo
martin menem

Novedades

Últimas noticias

Timeline

22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024