22 de abril de 2024
Neuquén AR

Jornada financiera: la renovada tensión política hizo caer a los bonos y las acciones

Mientras el Senado debatió el mega DNU de Milei, los bonos Globales perdieron más de 2% en Wall Street y el riesgo país escalo a 1.648 puntos. El S&P Merval recortó 1,1%. El dólar libre bajó a $1.025 después de cuatro alzas consecutivas y el BCRA compró USD 132 millones en el mercado, en un mes de marzo que apunta a un récord positivo para la entidad.

Los bonos soberanos de Argentina padecieron este jueves una dura contracción de precios, que contagió a las acciones, en medio de tensiones dentro del oficialismo y mientras la Cámara de Senadores trataba el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que desregula la economía impulsado por el presidente ultraliberal Javier Milei, quien tiene minoría en el Congreso.

Los activos bursátiles atravesaron una previsible toma de utilidades que contrastó con las recientes fuertes mejoras a raíz de una imprevista flexibilización monetaria y un canje de deuda en pesos para que el Gobierno logre eliminar el déficit fiscal. A este panorama hay que añadir las subas en torno al 0,5% para las cotizaciones bursátiles del dólar.

El reacomodamiento de carteras llevó a una contracción promedio de 2,2% para los bonos Globales -en dólares con ley extranjera- que se negocian en Wall Street. El riesgo país de JP Morgan subía 64 unidades para Argentina, en los 1.648 puntos básicos a las 17:30 horas. En tanto, los bonos soberanos perdieron un 0,7% en su promedio en pesos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

La calificadora Standard & Poor’s rebajó la nota crediticia de la deuda argentina en pesos a “default selectivo” solo por un muy corto plazo, ya que advirtió que el canje de esta semana “es problemático y equivale a un impago (técnico)”, según explicó a Reuters un analista financiero en Buenos Aires, quien prevé que a la brevedad la nota sobre los bonos se mejore a ‘CCC’ desde el actual ‘CCC-’.

Por su parte, Moody´s expresó que para este año espera un deterioro significativo en las cuentas fiscales de la mayoría de los bonos subsoberanos argentinos, ocasionando fuertes presiones de liquidez y un incremento en la probabilidad de incumplimiento en algunos casos puntuales.

El economista Salvador Di Stefano afirmó que “los bonos en pesos ajustados por inflación siguen siendo una excelente inversión, su valor técnico corre al ritmo de la inflación, y sus paridades acompañan la suba, no deberíamos descartar que todo desvió en los precios les dará a estos títulos la oportunidad de potenciar crecimiento”.

“En resumen, parecería que el mercado está del lado de los pesos ajustados por inflación y los bonos soberanos en dólares de corto plazo, el resto pasa desapercibido dentro de una tendencia general de negocios atractiva, pero un tanto amarretas en materia de utilidades. El dólar ya no es deseado como en el pasado, la oferta en el mercado es muy alta, producto de la recesión, las exportaciones y el Bopreal”, añadió Di Stefano.

Con inversores que prefieren activos ligados a la inflación y pegados a la tradicional dolarización de carteras, el índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires perdió un 1,1% a 1.039.095 puntos, luego de trepar con fuerza el 9,7% entre martes y miércoles.

En el plano externo, los índices de Wall Street bajaron en torno al 0,3%, ante la exectativa de rebaja de tasas en EEUU. Expertos de Schroders indicaron que “la previsión de crecimiento del PIB mundial se revisó al alza del 2,2% al 2,6% para 2024, y del 2,2% al 2,7% para 2025. Parece que se está produciendo una desinflación pura, en la que la inflación se modera mientras la actividad económica sigue creciendo y el desempleo se mantiene bajo”.

Añadieron que “la caída de la inflación debería permitir a la Reserva Federal comenzar a recortar su tasa de política monetaria este verano. Aumentan las expectativas de que los tipos de interés se reducirán a medida que avancemos hasta 2024, pero todavía hay dudas sobre cuánta flexibilización seguirá”, mientras que “el balance de riesgos está sesgado hacia un mayor crecimiento e inflación, por primera vez desde el tercer trimestre de 2020″.

El dólar libre restó diez pesos, a $1.025 para la venta, y cortó una racha alcista de cuatro ruedas consecutivas. Con un dólar mayorista que subió 50 centavos, a $850, la brecha cambiaria se redujo ligeramente al 20,6 por ciento.

Aunque el monto operado en el mercado mayorista restó cerca de USD 100 millones, a USD 360,1 en el segmento de contado, el Banco Central consiguió alzarse con USD 132 millones por su intervención mayorista, el 36,7% del total ofertado.

En el transcurso de marzo las compras oficiales alcanzan los USD 1.889 millones, en su quinto mes consecutivo con saldo a favor. En solo dos semanas este monto ya es récord para el tercer mes del año, por encima de los USD 1.628 millones en marzo de 2007, y los USD 1.564 millones de marzo de 2012. Por otra parte, las reservas internacionales crecieron este jueves solo en USD 4 millones, a 28.491 millones de dólares.

El BCRA bajó el lunes su tasa de política monetaria hasta el 80% anual, desde un 100% y eliminó las tasas mínimas sobre los depósitos a plazo fijo, al tiempo que el martes el Gobierno logró una aceptación del 77% en un abultado canje de títulos del Tesoro en pesos -equivalentes a unos USD 64.000 millones- para despejar vencimientos en 2024.

Fuente Infobae

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
martin menem
universidad manifestacion
milei

Novedades

Últimas noticias

Timeline

22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024
22
abril
2024
21
abril
2024
21
abril
2024
21
abril
2024