12 de abril de 2024
Neuquén AR

Con una histórica votación, la extrema derecha se convierte en árbitro para formar el próximo gobierno de Portugal

Con la mayor participación de los últimos 20 años, Portugal votó este domingo en unas elecciones legislativas anticipadas, cuyas primeras proyecciones dieron el triunfo a la Alianza Democrática (AD) de centroderecha, seguida por el saliente Partido Socialista. Sin mayoría absoluta para ninguno, estos resultados convierten a la extrema derecha de Chega, que casi triplicó sus votos desde 2022, en árbitro de la formación del futuro gobierno.

Con más de 50% de las boletas escrutadas, Alianza Democrática (AD) de centroderecha dirigida por Luis Montenegro llegaba esta noche en primera posición con casi 34,15% de los votos, lo que le otorgaría entre 77 y 91 bancas en un parlamento nacional que cuenta con 230 diputados. En segunda posición se colocaba el saliente Partido Socialista (PS), liderado por el exministro Pedro Nuno Santos, con cerca de 28,7% de los votos (entre 68 y 80 bancas).

Sin sorpresa, Chega (¡Basta!) obtuvo una tercera y holgada posición. La extrema derecha dirigida por André Ventura quien, con 19,23% de los votos casi triplicó los resultados obtenidos en las últimas legislativas de 2022 (7%), podría llevar al Parlamento entre 40 y 46 diputados.

Un cartel del líder de extrema derecha André Ventura, en Lisboa
Un cartel del líder de extrema derecha André Ventura, en LisboaArmando Franca – AP

“Las primeras proyecciones aseguran que habrá un cambio radical, una victoria de la derecha y un gran resultado para Chega”, se congratuló el diputado y dirigente del partido, Pedro Pinto.

Para llegar a la mayoría absoluta, la Alianza Democrática debería aliarse con Iniciativa Liberal (2,96% de los votos) o con Chega (19,23%) cuyo líder, André Ventura, ya anunció que pretende formar parte del futuro gobierno.

“Le dije a AD que formemos una mayoría. Los portugueses quieren esa mayoría con AD y Chega. Sería irresponsable no unirnos y nosotros somos responsables (…) Todos estamos convocados para hacer esa opción”, declaró anoche Ventura, a pesar del “no es no” pronunciado repetidas veces por el líder de centro-derecha Luis Montenegro.

Del otro lado del espectro político, ni siquiera una alianza entre todos los partidos de izquierda podrían permitirle al PS formar el futuro gobierno. En todo caso, sus principales líderes reconocieron esta noche que la acción política de la formación en el futuro parlamento, se desarrollará “en la oposición”.

“Debemos prepararnos para liderar la oposición y para crear una alternativa para las próximas elecciones”, declaró el respetado resistente al régimen de Salazar de 87 años, Manuel Alegre.

El líder del partido socialista, Pedro Nuno Santos, llega a la sede de la noche electoral del partido en Lisboa el 10 de marzo de 2024.
El líder del partido socialista, Pedro Nuno Santos, llega a la sede de la noche electoral del partido en Lisboa el 10 de marzo de 2024.PATRICIA DE MELO MOREIRA – AFP

Si estos resultados se confirman, el centro-derecha de Luis Montenegro pondría fin a ocho años de gobierno socialista en Portugal, cuatro meses después de la renuncia del primer ministro Antonio Costa, envuelto en un escándalo de corrupción. Si bien Costa nunca fue considerado sospechoso, los investigadores detuvieron a su jefe de gabinete, acusado de irregularidades en el otorgamiento de contratos públicos.

El episodio, sumado a otros casos de corrupción descubiertos en los últimos años, con implicación tanto del Partido Socialista como de las formaciones de centro-derecha, dio munición a Andrés Ventura, que centró su campaña en la corrupción y la inmigración con el eslogan “Limpiemos Portugal”.

A pesar de los buenos resultados económicos obtenidos durante el gobierno socialista, los portugueses culpan al gobierno saliente de no haber sabido controlar la inflación, del deterioro de los servicios públicos y de la crisis del alojamiento.

Con su discurso populista, André Ventura, tránsfuga del centro-derecha y ex seminarista, que se hizo conocer como comentador de fútbol en la televisión nacional, prometió un cambio revolucionario de la política que le permitió pasar de un porcentaje de votos del 1,3% en 2019 al 7% en las legislativas de 2022 y al 19,23% de este domingo. De confirmarse esas cifras, el “enviado de Dios”, como él mismo se describe, quedaría técnicamente convertido en el árbitro de la formación del futuro gobierno portugués, aun cuando los partidos mayoritarios —tanto de derecha como de izquierda— prometieron durante la campaña no aliarse con su formación de extrema derecha.

El primer ministro de Portugal, Antonio Costa, dimitió tras quedar implicado en un escándalo de corrupción
El primer ministro de Portugal, Antonio Costa, dimitió tras quedar implicado en un escándalo de corrupciónVirginia Mayo – AP

En todo caso, los equipos de Ventura parecen no tener problemas con las reglas deontológicas. Al punto que los responsables del partido decidieron esta noche proyectar un “escrutinio oficial” falso durante la velada electoral en las pantallas del hotel donde reunieron a la prensa.

“Cuestionados por los periodistas, dos hombres del equipo responsables de las imágenes respondieron: ‘Es un sitio oficial’, mostrando el símbolo del Ministerio de Administración Interna (MAI), responsable del conteo. Contactado, el ministerio confirmó que esas imágenes no existían”, informó el periódico portugués PUBLICO.

Unos 10,8 millones de portugueses votaron este domingo, registrando la tasa de participación más alta de los últimos 20 años. La misma se habría situado alrededor del 50%, superando con creces el 45% de las últimas elecciones legislativas de 2022.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
ejercito estados unidos
ex diplomatico espia

Novedades

Últimas noticias

Timeline

12
abril
2024
12
abril
2024
12
abril
2024
12
abril
2024
12
abril
2024
12
abril
2024
12
abril
2024